Castillo de Leiria

Llegado de la ciudad, el turista entra en el castillo de Leiria por la puerta de la Albacara. En el interior del recinto defensivo, muy bien conservado, encontraremos varios elementos de interés: la Iglesia de Nuestra Señora de la Penha, los antiguos Pazos Reales, la Torre Principal y, sobre todo, la hermosa vista sobre el

Llegado de la ciudad, el turista entra en el castillo de Leiria por la puerta de la Albacara. En el interior del recinto defensivo, muy bien conservado, encontraremos varios elementos de interés: la Iglesia de Nuestra Señora de la Penha, los antiguos Pazos Reales, la Torre Principal y, sobre todo, la hermosa vista sobre el paisaje circundante.

Este conjunto arquitectónico recuerda el origen medieval de la ciudad, cuando en 1135 fue conquistada por el primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques, éste dispuso la construcción una pequeña capilla dedicada a Nuestra Señora de la Penha y entregó este reducto militar a D. Paio Guterres, el primer Alcalde de Leiria. Las murallas serían reforzadas a finales de este siglo, por el rey D. Sancho I, después de la conquista definitiva por los cristianos.

La Torre Principal se debe a la iniciativa de D. Dinis, en 1324, según una inscripción aquí existente, así como los Pazos Reales y la reconstrucción de la Iglesia.

Lejos de su función inicial, el castillo volvió a tener importancia en la historia de la ciudad a principios del s. XX, cuando fue objeto de una innovadora restauración por Ernesto Korrodi y por la Liga de los Amigos del Castillo, cuyas iniciativas marcaron el paisaje urbano de Leiria.

Actualmente, el recinto amurallado es un agradable espacio de paseo que se transformó en el símbolo de Leiria, “observando” desde lo alto del monte la evolución de la ciudad.

Horario
Visitas guiadas
Martes-Sábado: 10h00 y 14h00

Return to the top