Catedral de Guarda (Sé Catedral)

La Catedral se convirtió en una de las iglesias más emblemáticas de Portugal, con una estructura que crea la simbiosis entre el gótico y el manuelino.

La Catedral de Guarda, que se erige majestuosa en el centro de la ciudad, fue proyectada durante el reinado del rey D. João I, por iniciativa del obispo D. Vasco de Lamego. Las obras, iniciadas en 1390, solo acabaron durante el reinado del rey D. João III, con lo que se extendieron a lo largo de más de 150 años. Como resultado, la Catedral se convirtió en una de las iglesias más emblemáticas de Portugal, con una estructura que crea la simbiosis entre el gótico y el manuelino. El edificio de granito destaca por su aspecto fortificado, erigiéndose de manera imponente hacia el cielo con sus pináculos y contrafuertes, que se intercalan con los elegantes elementos decorativos manuelinos. En el interior, no te pierdas el magnífico retablo mayor en piedra de Ançã, ejecutado por el taller de João de Ruão en Coimbra, y que está considerada como una de las mayores obras de escultura erudita del periodo más tardío del Renacimiento.

Praça Luís de Camões 6300-725 Guarda

Return to the top