Fajão

Entre valles profundos y gigantecas rocas de cuarcita, Fajão nos invita a caminar lentamente.

Entre valles profundos y gigantecas rocas de cuarcita, Fajão nos invita a caminar lentamente. En sus calles hay gente hospitalaria y casas con configuraciones innovadoras que respetan la tradición. Recórrelas y no dejes de contemplar el atrio de la iglesia, la Fonte Velha, la plaza de la “cadeia” (cárcel) y la piscina inclinada sobre los tejados. En el Museo Monsenhor Nunes Pereira puedes conocer la antigua aldea y la sierra como recorrido diario de personas y comerciantes para los que Fajão era punto de encuentro. Sigue su ejemplo y anímate a comer en el restaurante O Juiz, donde la gastronomía tradicional tiene el bacalao y el cabrito como especialidades de la casa. Como alternativa, cambia la paz de la aldea por la adrenalina de las rocas de los alrededores, escenario de aventuras para quien vibra con los deportes al aire libre.

Return to the top