Funicular de Viseu

Un centro histórico con menos coches y de fácil acceso. Eso es lo que aportó a Viseu la instalación del funicular, un transporte barato y no contaminante que recorre en poco más de dos minutos los 400 metros que separan el Largo da Sé (Plaza de la Catedral) de la Feira de São Mateus.

Un centro histórico con menos coches y de fácil acceso. Eso es lo que aportó a Viseu la instalación del funicular, un transporte barato y no contaminante que recorre en poco más de dos minutos los 400 metros que separan el Largo da Sé (Plaza de la Catedral) de la Feira de São Mateus. El mecanismo, compuesto por dos carros con capacidad para 50 pasajeros cada uno, permite el transporte de viajeros con discapacidad. Considerado fundamental para la revitalización del centro histórico, el funicular permite un paseo agradable y diferente, tanto para ir a comprar al mercado, como para visitar el Atrio de la Catedral, los museos u otros puntos de interés de la zona más emblemática de la ciudad.

Return to the top