Iglesia dos Terceiros de São Francisco

En el extremo del Parque Aquilino Ribeiro, una escalera conduce los pasos y la mirada a la blanquísima fachada de la Iglesia dos Terceiros de São Francisco, donde el granito oscuro resalta las curvas y contracurvas al más puro estilo de la estética barroca.

En el extremo del Parque Aquilino Ribeiro, una escalera conduce los pasos y la mirada a la blanquísima fachada de la Iglesia dos Terceiros de São Francisco, donde el granito oscuro resalta las curvas y contracurvas al más puro estilo de la estética barroca. El espléndido portal invita a visitar el interior, donde un notable conjunto de retablos de talla policromada y dorada en estilo rococó, armonizados con los paneles de azulejos que representan momentos de la vida de San Francisco, y el admirable órgano del siglo XVIII instalado en el coro no dejarán de impresionarte.

Return to the top