Janeiro de Cima

Da ganas de quedarse en “enero” (Janeiro) todo el año. Objeto de una recuperación completa, con sus casas enyesadas y pintadas, Janeiro de Cima reúne lo mejor del Portugal tradicional y una confortable modernidad.

Da ganas de quedarse en “enero” (Janeiro) todo el año. Objeto de una recuperación completa, con sus casas enyesadas y pintadas, Janeiro de Cima reúne lo mejor del Portugal tradicional y una confortable modernidad. Aquí no falta dónde pasar la noche, probar la gastronomía local o refrescarse con una bebida en un bar original. Y si estás en Janeiro de Cima no puedes dejar de visitar la Casa das Tecedeiras, donde el lino se trabaja en telares que recuperan la técnica de otros tiempos para satisfacer los numerosos encargos. Pero más allá de las tradiciones, puede ser que quieras explorar la naturaleza. A las afueras de la aldea, haz un picnic en el pinar, aprovecha la frescura del agua en el parque fluvial, da un paseo en bicicleta de montaña, atrévete con el piragüismo o la escalada. O, pura y simplemente, aventúrate en el arte de saborear el paso del tiempo y no hacer absolutamente nada.

Return to the top