La ola de Nazaré

En el día 1 de noviembre de 2011, el surfista hawaiano de 44 años de edad, Garrett McNamara ha logrado el inimaginable: surfar una ola de 23,77 metros en la Playa do Norte, en Nazaré! En ese año batió el Récord Mundial del Guinness y esta fotografía icónica del fotógrafo António Manuel Silva ha viajado por

En el día 1 de noviembre de 2011, el surfista hawaiano de 44 años de edad, Garrett McNamara ha logrado el inimaginable: surfar una ola de 23,77 metros en la Playa do Norte, en Nazaré! En ese año batió el Récord Mundial del Guinness y esta fotografía icónica del fotógrafo António Manuel Silva ha viajado por el mundo, dejando todas las personas sin aliento!

Garrett McNamara
Desde niño, con apenas un año de edad, Garrett ha buscado siempre la emoción. Que bueno para él y para el resto del mundo por encontrar su llamamiento de vida…en el Océano.

A lo largo de los últimos 25 años, Garrett sigue intentado alcanzar lo inimaginable y explorar el desconocido. Es famoso por desafiar los limites y no detenerse jamás.

Es el primero y el único en la historia a surfar olas de tsunami creadas por los glaciares y fue también el primero a ser lanzado a una ola de helicóptero y lo surfista con más premios de la actualidad. Es un ciudadano del mundo que sigue explorando, compartiendo experiencias e inspirándose siempre!

El Cañón de Nazaré
El Cañón de Nazaré es un cañón submarino en la costa de Nazaré en el Océano Atlántico Occidental. Tiene una profundidad máxima de por lo menos 5.000 metros y  una extensión de cerca de 230 km. 

El Cañón de Nazaré provoca olas muy grandes, haciendo de Nazaré un punto muy importante de la ruta del surf mundial. 

En el día 1 de Noviembre de 2011, el surfista hawaiano Garrett McNamara ha surfado una ola gigantesca, batiendo el récord mundial, con 23,77 metros en Nazaré. En enero de 2013, fue noticiado que él ha surfado una ola más grande aún con 30 metros de altura en el mismo local, probablemente batiendo su proprio récord anterior.

Aunque la Playa do Norte haya cautivado la atención del mundo, Nazaré no tiene solo olas gigantes y poderosas, sino también rincones y olas accesibles a todos los atletas.

Return to the top