Las marcas de las casas de Trancoso

La villa medieval de Trancoso está fuertemente marcada por la antigua presencia judía.

La villa medieval de Trancoso está fuertemente marcada por la antigua presencia judía. Esta comunidad experimentó un notable crecimiento económico y social a lo largo de la Edad Media, muy impulsado por la importante feria de Trancoso. En el siglo XV la población judía de esta ciudad fronteriza pasaba de los 500 habitantes, haciendo que parte de la comunidad saliera de las puertas de la judería. Aún hoy las calles ancestrales de Trancoso pueden llevarte a una época en la que las costumbres hebreas se celebraban en las tierras de la Beira.

En los laterales de las puertas las marcas de los judíos se muestran, entre cruces, estrellas de David y palabras hebreas. Partiendo de las Puertas d’el Rei, recorre las calles de Corredoura y San Juan en dirección a la judería; a lo largo de todo el camino, las casas exhiben marcas de nuevos cristianos. En la calle da Estrela aparece “D’us” grabado en hebreo en un dintel, y en la calle do Bandarra se ve la marca de un candelabro. En el Largo Luís de Albuquerque te espera la más imponente vivienda judía de la ciudad, la Casa do Gato Preto. Aquí, el León de Judá y las Puertas de Jerusalén grabadas en relieve nos indican que esta era la residencia del rabino (y posiblemente la sinagoga de la comunidad). Continúa a continuación por las calles da Alegria y dos Mercadores, que esconden marcas religiosas, o por la dos Cavaleiros, donde la estrella de seis puntas nos indica que allí vivía gente de la Nación. Acaba el periplo en la casa de la Plaza D. Dinis, donde en los años 80 del siglo pasado se encontró, escondido en la pared, un rollo con la oración del Shemá Israel.

Al final de la visita, pásate por el Centro de Interpretación de la Cultura Judaica Isaac Cardoso, levantado en pleno corazón de la antigua judería. Fundado en 2012, este espacio, obra del arquitecto Gonçalo Byrne, en el que destaca la moderna sinagoga Beit Mayim Hayim (que significa “el pozo de las aguas vivas”), pretende ser un espacio para la cultura y el debate, dando a conocer el legado ancestral de las comunidades judías de la Beira.

Return to the top