Nazaré

Típica aldea de pescadores, Nazaré hoy en día es un concurrido centro de veraneo que ha sabido mantener sus tradiciones vinculadas al mar.

El Sitio, en el punto más alto de la aldea (al que se puede acceder mediante un funicular) es, sin duda, su mejor mirador. También está asociado al culto a Nossa Senhora da Nazaré que, según la leyenda del s. XII, fue invocada por el alcalde llamado Fuas Roupinho que, persiguiendo un venado, se precipitó en el abismo sin salvación posible. Como prueba de gratitud por la gracia que recibió, Fuas Roupinho dispuso que allí se edificase una pequeña capilla, la Ermita de la Memoria. A poca distancia, fue construido en el s. XVIII el Santuario donde se realizan las concurridas fiestas el mes de Septiembre.

La vinculación del pueblo de Nazaré al mar, está muy patente en el artesanía local, en la que predominan las redes, las boyas, las canastas y las muñecas tradicionales vestidas con los trajes típicos de siete faldas y, en la gastronomía, en la que predominan los platos de pescado y mariscos, como las Caldeiradas, las Sopas, la açorda y el arroz de marisco y los jureles secos.

En los alrededores, hay que mencionar la Capilla de Sao Gião (s. VII), uno de los raros templos visigodos existentes en Portugal.

Return to the top