Ruta de los Jardines

Descubra los más sorprendentes jardines de la región Centro de Portugal y rendase a la belleza única de estos locales deslumbrantes de paz interior y de pura contemplación ! 

Coimbra
Quinta das Lágrimas
Creados para constituir un auténtico museo vegetal, los jardines de la Quinta das Lágrimas reúnen especies de todo el mundo. Su creador, Miguel Osório Cabral de Castro, se benefició del hecho de ser amigo del director del Jardín Botánico de la Universidad de Coimbra para enriquecer en variedad este espacio abierto, que es una de las características más llamativas de la Quinta das Lágrimas. Contando con una zona de bosque –que fue en su tiempo coto de caza de la familia real– y una zona ajardinada junto al palacio, el espacio incluye grandiosas secuoyas, árboles del amor, cedros blancos y cedros del Himalaya, una higuera de Bahía Moreton y hasta un majestuoso podocarpo, originario del sur del continente africano y del cual solo hay otro ejemplar en Portugal.

Jardin Botánico de la Universidad de Coimbra
El Jardín Botánico ocupa una parte considerable de los terrenos del Colégio de São Bento, que había sido entregado a la Universidad de Coimbra, experimentando una importante remodelación que data de la época de las reformas pombalinas (1774).

En 1854, el ingeniero Pezerat presentó su proyecto para un invernadero (que aún existe), marcando un avance tecnológico en el uso de hierro y vidrio en la arquitectura, en Coimbra. Este edificio fue terminado en 1865. Las obras, realizadas entre 1944 y 1949, implicó la adición de una fuente en la plaza central, bancos de piedra, un invernadero frío y la renovación de las vías entre las diversas secciones del jardín y la zona de bosque.

La supervivencia de algunos de los edificios del antiguo Colegio Benedictino, como la antigua capilla en el bosque, dota al lugar con un aire histórico romántico. Además de diversas obras de la arquitectura y la escultura del Jardín Botánico, hay una herencia biológica extensa, con la participación de miles de especies de plantas antiguas.

El Jardín Botánico parece ser la isla perfecta en el centro de la ciudad, pero es su valor científico que lo hace único.

Buçaco
Mata Nacional de Buçaco
En el borde de la Sierra de Buçaco, donde la montaña alcanza los 547 metros de altitud, se encuentra el Bosque de Buçaco, cercado por un elevado muro con once puertas de entrada.

Haz de ellas el punto de partida para un paseo por la naturaleza de la región y déjate conquistar por la exuberancia serena, casi mágica, del verde intenso de Buçaco.
Después de recorrer los caminos de la sierra, descansa en el Palace Hotel do Bussaco, uno de los más bellos edificios neomanuelinos de Portugal, o visita el Convento de Santa Cruz, donde el General Wellington pasó la noche durante la batalla de Buçaco. Déjate envolver por el encanto de la flora y la historia de este lugar.

La extensión del Bosque de Buçaco está muy por debajo de la de los grandes bosques de Europa. Sin embargo, la variedad de sus especies vegetales los supera en gran medida. Dentro de los muros construidos por los Carmelitas Descalzos existen cerca de 400 especies nativas de la parte portuguesa del Arco Atlántico y aproximadamente 300 que provienen de otros climas. El elemento más representativo de esta simbiosis es el cedro de Buçaco, un imponente ciprés originario de México, que fue probablemente la primera especie plantada en el bosque por los monjes en 1656. El Cedro de São José, plantado hace 350 años por los monjes junto a la puerta con el mismo nombre, es el símbolo local de esta imponente especie de árboles.

Castelo Branco
Jardin del Paso Episcopal 
Jardines del Palacio de Castelo Branco del Obispo es uno de los ejemplos más originales del barroco en Portugal ( 5418 m2 ).
Fue el obispo de Guarda, D. João de Mendonça (1711-1736) que encargó la obra y probablemente llevó a los trabajos en el jardín. Este jardín barroco hermoso , de forma rectangular , está dominado por los balcones y terrazas con guardias de hierro y balaustres de piedra. Cuenta con cinco lagos con bordes adornados sobre el que se fija de agua montado .
En términos formales el Jardín se divide en cuatro lugares diferentes , pero conectados por varios puntos de articulación : el ingreso , los arbustos , el jardín inundado y el plan superior.
Desde 1936, la entrada al jardín se realiza a través de la calle Rua Bartolomeu da Costa . El diseño sigue el espíritu del lugar , es decir, los macizos de flores o la monumental escalera que conduce al nivel superior.
El nivel arbusto rectangular es el nivel principal del jardín y se divide en 24 zonas limitadas por setos de arbustos. Aquí encontrarás , en alusión a las cinco llagas de Cristo , cinco lagos con fuentes.
Esto también es donde nos encontramos con la Plaza de los Reyes , fuentes increíbles y juegos de agua . Entre las camas arbusto elegantes de corte fino , de pie estatuas simbólicas de granito , lo que representa el Nuevo Men , los Cuatro Virtudes Cardinales , las Virtudes Teológicas Tres , zodiacal , las Partes del Mundo , el Four Seasons , el fuego y la caza. Dispuesta a modo de escalera , hay representaciones de los Apóstoles y de los reyes de Portugal hasta D. José I.
El jardín inundado es contigua a la anterior , como si emerge de un lago .
Llegamos a la planta superior del jardín a través de la escalera de lado oeste , donde encontramos estatuas que representan el Antiguo Testamento y el agua como símbolo de un elemento purificador .

Viseu
Parque Municipal Aquilino Ribeiro
Cerca del Rossio se encuentra una amplia área verde sobre una leve colina en un espacio cerrado que se ubica en el corazón de la ciudad.
En el verano, el Parque Municipal Aquilino Ribeiro es el escenario de diversos eventos culturales: música, danza, pintura y artesanía.

Los jardines de Casa da Ínsua 
Además de su importancia cultural y arquitectónica, la Casa da Ínsua – ubicada en Penalva do Castelo, a 25 km de Viseu – también es famosa por sus magníficos jardines del siglo 18 que atraen visitantes y aficionados de los jardines todo el año.
Lo que hace los suntuosos jardines de Casa da Ínsua absolutamente únicos es la inmensidad, la originalidad y la variedad de las especies botánica. Los más impresionantes son de hecho el Jardín Francés y el Jardín Inglés.
El Jardín Francés se ubica en frente a la casa principal y remonta a 1856. Este jardín tiene dos niveles hechos con arbustos y presenta un notable diseño geométrico. El espejo de agua se ubica de forma estratégica en el centro, para reflejar completamente la casa principal. En este lago podemos observar la flor de loto india que florece todos los años entre junio y julio y que solo vive 48 horas. Junto al lago, una magnolia monumental que data de 1842. Las seculares camelias – más de 32 variedades – dominan este jardín romántico.
El Jardín Inglés contiene diversas especies de árboles provenientes de Brasil, como las secuoyas monumentales o el “Pau Brasil” – los árboles de madera brasileñas. Junto a los arbustos, se encuentra un colosal eucalipto traído por el Marqués de Pombal. Esta imponente especie de árbol tiene 50 metros de altura y es un marco en este jardín. De destacar también los cedros de Líbano, especies con 2 siglos de existencia.

Bombarral
Buddha Eden Garden
Venga a visitar la Quinta dos Loridos, donde se encuentra el impresionante Buddha Eden – el más grande jardín oriental en Europa. El jardín oriental con cerca de 35 hectáreas fue creado como reacción a la destrucción de los Budas of Banyan, donde uno de los más grandes actos de barbaridad cultural ocurrió, eliminando obras primas del final del arte Gandhara.

Desde budas, a pagodas, estatuas de terracota e diversas esculturas, meticulosamente colocadas pueden ser encontradas en los jardines , se estima que hayan sido usadas seis mil toneladas de mármol y granito para crear esta obra monumental.

Las escaleras centrales son el punto principal, donde los Budas dorados le darán las bienvenidas.

En el lago central, podrá observar carpas japonesas y dragones esculpidos salen del agua.

Hay también la oportunidad de ver setecientos soldados en terracota pintados a mano, cada uno de ellos copias únicas de aquellos que fueron enterrados hace 2.200 años.

Le encantará la paz y la tranquilidad de este local único y especial!

Tomar 
Mata dos Sete Montes
Estas tierras pertenecían a los Templarios y la mata, rodeada de murallas, fue fundada por la Orden de Cristo. Era simultáneamente un lugar de introspección y de cultivo. Esta mata es de hecho el pulmón de la ciudad de Tomar, el local ideal para pasearse por sus rincones bucólicos, como por ejemplo la “Charolinha”, un templo de diseño romántico. Esta floresta es un punto romántico de Tomar y sin duda un local apasionante de esta bella ciudad!

Caldas da Rainha
Parque D. Carlos I
Ubicado en el corazón de la mágica ciudad de Caldas da Rainha, el Parque D. Carlos I  recibió el nombre del rey portugués.
Es un jardín romántico que abraza el antiguo hospital termal, erigido durante el reinado de D. João V. Este era un local de recobro de salud, donde los pacientes del hospital termal podrían pasear y beneficiar del efecto apaciguador del parque.
Todavía, en el final del siglo 19 con la ascensión de la burguesía y la conexión ferroviaria, el arquitecto Berquó asumió la administración del hospital termal, cambiando radicalmente el parque. Se ha convertido en una zona de ocio, incluyendo un lago central artificial, preciosas avenidas, un coreto y vigilancia policial, atrayendo muchos visitantes de todo el país.
Remodelado en 1950, el Parque D. Carlos I  fue alargado y pasó a incluir el Museo José Malhoa y un restaurante.
Es hoy en día un punto de interés que no podrá perder en la encantadora ciudad de Caldas da Rainha, así como el colorido mercado de frutas y la ruta de la cerámica de Bordallo Pinheiro.

Return to the top