Termas de Monfortinho

Junto al río Erges, tocando con España, las Termas de Monfortinho reúnen lo mejor de salud y de la técnica con el buen nombre de las aguas de la Sierra de Penha Garcia.

Junto al río Erges, tocando con España, las Termas de Monfortinho reúnen lo mejor de salud y de la técnica con el buen nombre de las aguas de la Sierra de Penha Garcia. Fundadas por el Dr. José Gardete Martins en 1906 y ocupadas desde 1907 por la Compañía de las Aguas da Fonte Santa de Monfortinho, estas termas inauguraron el primer balneario en 1940, siendo ese el punto de partida para el verdadero desarrollo de la actividad termal en la región.

Hoy, las Termas de Monfortinho son un paraíso de cuidado corporales, donde tratamientos secos y mojados se aplican de manera responsable.

El agua de Fonte Santa

Con virtudes terapéuticas reconocidas desde la época romana, las aguas de la Fonte Santa de Monfortinho, con un alto contenido de sílice, hipomineralizadas, bicarbonatadas, con sodio, calcio y magnesio, se recomiendan para el tratamiento de enfermedades crónicas de la piel, problemas del sistema digestivo, el circulatorio y el respiratorio, así como de molestias reumáticas. Ofreciendo un espacio renovado, las Termas de Monfortinho proponen un conjunto de tratamientos personalizados, rigurosos, profesionales y con resultados reconocidos.

Dedicadas a la salud, las Termas de Monfortinho también son recomendables para el reposo y la belleza. Quien quiera tan solo disfrutar de la tranquilidad del espacio termal únicamente necesita tener ganas de estar bien consigo mismo. De cuerpo y alma

Además de las termas

En una región donde abundan los grandes caseríos, como el de Poupa o el de Vale Feitoso, es fácil combinar las actividades termales con un safari fotográfico, una tarde de caza, un entrenamiento en el campo de tiro, una mañana dedicada a la pesca, una aventura de piragüismo, ciclismo de montaña, parapente o ala delta, y, claro está, circuitos históricos y culturales. Aprovecha para recorrer los impresionantes alrededores, que incluyen las Aldeas Históricas de Monsanto e Idanha-a-Velha, el Geopark Naturtejo y el Parque Natural del Tejo Internacional.

Return to the top