La ciudad de Ovar acoge cada año una de las celebraciones de carnaval más importantes del país.

Los orígenes de las celebraciones de Carnaval se remontan a 1887, como lo afirman los periódicos locales. Fue solo después de la Segunda Guerra Mundial que el Carnaval salió a las calles. Hasta entonces se celebraba en interiores en bailes organizados. Los diferentes barrios de la ciudad lanzaron sus propias celebraciones y comenzó a surgir una sana competencia entre ellos. ¡En 1952, el Carnaval se convirtió en una fiesta oficial en Ovar y su Carnaval también se conoció como «la vitamina de la alegría»! Sobrevivió al período de la dictadura, y en realidad la mayoría de los chistes y las sátiras ni siquiera fueron notados ni entendidos por la censura, ¡surgiendo desde tiempos remotos como un carnaval imperdible en Portugal!