Este es el Top 10 de los destinos y de las experiencias más cool del Centro de Portugal en estas vacaciones de verano. Un destino seguro lejos de las multitudes. Porque hay más para explorar además del sur.

1. Adormecerse al sonido de las olas en el Hotel Areias do Seixo

A menos de una hora del aeropuerto de Lisboa, el Hotel Areias do Seixo es un lugar mágico, rodeado de naturaleza y nacido de la indomable pasión por los viajes. Los pinos, las dunas y el mar nos cuentan sus secretos al oído. Disfruta de la originalidad, el confort y la sofisticación en perfecta armonía con el entorno. Cada habitación nos confía una historia diferente.

Este excepcional hotel cuenta con 14 habitaciones en el edificio principal, 1 tienda de echarme para estadías románticas y 16 villas, la solución ideal para estancias familiares prolongadas. En el restaurante del hotel, te espera un viaje de aromas, sabores y colores, aprovechando los dones naturales de la tierra y los beneficios de la permacultura. Oculto tras unas misteriosas puertas de madera, el balneario del hotel te ofrece un mundo de sensaciones únicas.

Photo credits: Areias do Seixo

2. Solo buenas vibraciones en Noah Surf House

Noah Surf House se encuentra en Praia da Fisica, en Santa Cruz, a 1 hora del aeropuerto de Lisboa, en pleno respeto y armonía con la naturaleza, mirando hacia el mar.

Esta unidad sostenible inspirada en el mar consta de 8 habitaciones y 13 bungalós, decorados de forma única, y ofrece a sus huéspedes una estancia muy cómoda y acogedora. Noah Surf House tiene un servicio de bar y refrigerios, restaurante, terraza panorámica y solárium con la mejor vista de la puesta de sol, sala de usos múltiples, piscina (piscina infinita), jardín orgánico, escuela de surf, sala de entrenamiento funcional, yoga, parque de «skate» y una cocina totalmente equipada para compartir con otros viajeros. Actividades como el surf, el yoga, el patinaje, el remo de pie, el «Liquid Balance» o el entrenamiento funcional son parte de un día habitual en Noah Surf House.

Photo credits: Fernando Donasci

3. Columpio panorámico en Nazaré

Bellamente situado en lo alto de Nazaré (distrito de Sítio), el columpio de Ladeira ofrece una vista realmente inigualable sobre la infinidad del Atlántico, la playa de Nazaré, los surfistas que desafían al océano y las casas blancas impecablemente alineadas. Algunos dicen que el columpio de Ladeira es una puerta al paraíso.

El columpio de Ladeira fue inaugurado oficialmente en el otoño de 2020, durante la época especialmente difícil de la pandemia. Puede considerarse un homenaje a la deslumbrante belleza de Nazaré y a su amable y acogedora gente.

En la inscripción grabada en la parte superior del columpio se puede leer: «Fue amor a primera vista». Un lugar para maravillarse con la infinita belleza del envolvente paisaje natural. Y para dar las gracias por los mayores regalos de la vida. No hay otro amor como el primero.

Photo credits: Veco Urban Design

4. Bãnos de sal en las salinas de Aveiro

La empresa de animación turística Cale do Oiro nació de la pasión de un pequeño grupo de ciudadanos de Aveiro, ansiosos por compartir la riqueza natural y cultural con quienes visitan la ciudad de Aveiro. En su vasto abanico de actividades, esta empresa organiza baños salados en las salinas de Aveiro. Hay una piscina de sal y el fondo de la piscina está cubierto por el barro natural de las salinas. La alta concentración de sal permite a las personas flotar, como en el Mar Muerto.

Photo credits: Cale do Oiro

5. Bucear en Berlenga

Situado frente a Peniche, el archipiélago está formado por 3 grupos de islotes: Berlenga Grande (el único que está habitado y que se puede visitar en barco desde Peniche) y los arrecifes cercanos, Estelas y Farilhões-Forcadas; su naturaleza geológica es diferente a la que encontramos en la costa portuguesa.

Las islas tienen una fauna y flora especiales, con características que hacen que su ecosistema sea único en el mundo. Esta importancia llevó a la creación de la Reserva Natural de Berlenga en 1981.

Berlenga es el destino ideal para todos los aficionados del buceo!

Photo credits: Monica Gumm

6. Las casitas de rayas coloridas de Costa Nova

Parte del colorido y de la belleza de Aveiro es inseparable de los famosos pajares de Costa Nova. Estas construcciones típicas, originalmente utilizadas por los pescadores de la zona para guardar los materiales de pesca, se han ido utilizado a lo largo de los años como casas de veraneo. Situados junto a la playa, saludan al mar con sus fachadas pintadas a rayas de colores llamativos.

Déjate conquistar por la sencillez calurosa del espíritu pescador de Costa Nova, aún tan presente en sus arenales, y descubre la playa, la población y la historia de la región. Y descubrir las playas vecinas de Vagueira o Mira. ¡Un verdadero viaje en el tiempo!

Photo credits: Monica Gumm

7. Bronze – Seafood & Lounge Bar en la Playa de Costa Nova

Ubicado en primera línea de mar en la preciosa playa de Costa Nova, famosa por sus coloridas casas a rayas, a pocos minutos de Aveiro, Bronze – Seafood & Lounge Bar ha sido reconocido por el prestigiado periodico británico The Guardian como uno de los 10 mejores restaurantes de playa de Europa.

Este restaurante de playa es famoso por sus deliciosas especialidades: filete de atún con puré de patata dulce, ceviche, pulpo o cheesecake con frutos rojos. Es el lugar perfecto para una comida de fin de semana o una cena romántica al atardecer.

Photo credits: Bronze – Seafood & Lounge Bar

8. Playa fluvial de Loriga

El pueblo de Loriga se ubica a 770 metros de altitud y en el pasado tuve una poderosa industria textil. A partir de esta aldea se puede observar la muy altiva Penha dos Abutres con más de 1800 metros. Loriga detiene también la única playa fluvial ubicada en un valle glaciar. Un lujo para los ojos !

Loriga river beach

9. Viviendo la vida de los hobbits en Chão do Rio

Situado en Travancinha, a 12 km del parque natural de la Serra da Estrela, Chão do Rio – Turismo de Aldeia ofrece una experiencia de vida sostenible. En su granja de 8 hectáreas, los huéspedes aprecian y disfrutan la naturaleza.

Las 6 cómodas casas de piedra con techo de paja están dispuestas alrededor de la piscina orgánica, construida para parecerse a las lagunas de la Serra da Estrela. El desayuno se sirve en cestas e incluye especialidades regionales.

Se anima a los huéspedes a explorar los senderos cercanos a pie o con las bicicletas que están disponibles de forma gratuita. Los niños pueden entretenerse con carretillas, recoger huevos del gallinero móvil, alimentar a las ovejas llamadas «Flor» y «Estrela», darse un chapuzón con las ranas o simplemente jugar libremente y con seguridad.

Photo credits: Chão do Rio

10. Tours en kayak en el Valle del Côa, Patrimonio de la Humanidad

El Museo del Côa organiza emocionantes tours en kayak por el río Côa. Estos recorridos incluyen una detallada visita guiada a los grabados rupestres del Parque Arqueológico del Valle del Côa, Patrimonio Mundial. En el corazón del paisaje natural más impresionante.

Las excursiones en kayak combinan la actividad física, el ocio, el arte rupestre y la observación de la fauna y la flora, atravesando el valle de las sucesivas generaciones de arte rupestre, una zona que forma parte de la Reserva Ecológica Nacional. Partiendo de Canadá do Inferno o de Fariseu, durante el serpenteante recorrido por el río, es posible observar la biodiversidad existente, además de los inmemoriales uros, caballos, cabras o ciervos inscritos en el esquisto. Entre las especies que se pueden avistar se encuentran aves como buitres leonados, cigüeñas negras, alimoches o águilas reales, plantas endémicas de la región y, con algo de suerte, alguna de las nutrias que hacen del Côa su casa.

Photo credits: Côa Museum