Ubicada en la Ribera de Alvoco, en el corazón del Parque Natural da Serra da Estrela, en un rincón de suelos fértiles y de aguas abundantes, la aldea de Alvoco da Serra (680 metros de altitud) tuve, durante siglos, como principales actividades la cría de ganado, sobretodo cabras y ovejas, el cultivo de los campos agrícolas en terrazas, localizados en su alrededor.

En esos tiempos todos los terrenos cultivados hacían una gestión rigorosa del agua a través de reglas y de horarios que todos tenían de cumplir. Esos eran los ciclos del agua que, además del riego tenían que considerar las necesidades de las fabricas de lana.