Fruut trabaja para que los snacks traigan momentos sabrosos, divertidos y saludables al cotidiano de las personas.

Y da su contribución al futuro del planeta, reduciendo el desperdicio alimentar, aprovechando piezas de fruta pequeñas y con defectos de la cáscara que son rechazados por el mercado.

Fruut recibió el premio Nutrition Award 2013 en la categoría «Producto del Año» y más recientemente en 2016 en la categoría «sostenibilidad alimentar» – el premio más prestigiado de la industria alimentar y de nutrición.