Todo ha sido diseñado a pensar en la imagen del hombre: barbearía, tatuajes y servicios de estética, juntamente con los antiguos métodos de barbearía tradicional. Detiene también una zona de bar, una mesa de snooker y una exposición de motos y de coches clásicos.
Un local como ningún otro. Como en una película de los años 50.