El bacalao: una necesidad de la cocina portuguesa

El todopoderoso rey de la mesa portuguesa también hace una visita en Navidad, a saber, el 24 de diciembre. El bacalao puede ser cocinado de 1001 maneras diferentes, pero en la noche de Navidad se prepara de una manera muy poco pretenciosa: cocido con patatas y la llamada "col de Navidad". En algunas regiones de Portugal, los restos se cocinan el 25 de diciembre para el almuerzo. Esta mezcla se llama "roupa velha", que se traduce literalmente como "ropa vieja". Una nota histórica: la introducción del bacalao en el menú de Navidad se remonta a la época de la dictadura de Salazar, en los años 30 del siglo XX. El bacalao como arma de propaganda política.

Saber más

El pulpo: deliciosamente tierno

En la región norte de Portugal y también en la zona norte del centro de Portugal existe la costumbre de comer pulpo en la tarde del 24 de diciembre, en lugar de bacalao. Ya sea arroz con pulpo, pulpo cocido con patatas o filetes de pulpo fritos, ¡el resultado es absolutamente delicioso! Este hábito gastronómico fue muy oprimido por la dictadura de Salazar que impuso el bacalao como el principal plato de Navidad. En aquellos tiempos, había incluso contrabando de pulpo en el norte de Portugal y el pulpo era considerado un ingrediente muy exquisito, adecuado para una temporada festiva especial como la Navidad. Esas poblaciones se resistieron, y hoy en día el pulpo sigue siendo el rey de las mesas navideñas.

Saber más

El queso Serra da Estrela: un manjar real

El rey de los quesos portugueses es presencia obligatoria en la mesa de Navidad en Portugal. Su reputación se remonta al siglo XIV, ya que el queso producido en la Serra da Estrela se enviaba a menudo como regalo para las familias reales, especialmente en Navidad. Este exquisito producto es simplemente perfecto para esas interminables comidas familiares, así como el complemento perfecto para los nobles vinos de Dão.

Saber más

“Rabanadas”: un verdadero clásico de la Navidad

También conocidas como "rebanadas de oro" o "rebanadas de huevo". Este dulce es un verdadero clásico navideño y una forma inventiva de usar el pan viejo que frito y cubierto de azúcar y canela es absolutamente irresistible !

Saber más

Las hogueras navideñas: un símbolo de solidaridad y hermandad

Especialmente en el interior del centro de Portugal, existe la tradición de apilar madera delante de las catedrales e iglesias y encender los "madeiros", grandes hogueras. Una forma de acercar a las comunidades, así como un símbolo del espíritu de solidaridad y hermandad tan típico de estas fiestas.

Saber más

Las “filhoses”: una tradición que no se puede perder

Tradicionalmente horneado junto a la chimenea el 24 de diciembre dejaba un perfume en el aire que es una mezcla de muchos ingredientes: 12 huevos, 1 kilo de harina, 2 dl de aceite de oliva, zumo de naranja, brandy, 6 cucharadas soperas de azúcar, canela y levadura de panadería.
Afuera hace frío, pero después de un delicioso bacalao con col portuguesa, debemos probar las "filhoses". Un verdadero deber en todas las mesas portuguesas.

Saber más

Cabeza: Una aldea de Navidad sostenible

Todos los trabajos de decoración navideña son realizados por los habitantes de la aldea. Los materiales utilizados son todos naturales y fueron cuidadosamente seleccionados, respetando el medio ambiente y la biodiversidad. El color de la lana de la Serra da Estrela, fornecida por varias empresas textiles de la región.
Cabeça, Aldea de Navidad nos invita a descubrir una Navidad auténtica, inspirada en lo mejor de la Serra da Estrela: las personas y la montaña.

Saber más