Cuenta la leyenda que la Plaza de Rossio fue un regalo de la propia Reyna Dueña Leonor a los productores agrícolas de la región para ahí vender sus productos.

Aunque no haya cualesquiera registros históricos de ese regalo, la verdad es que la Plaza de la Fruta funciona aún hoy en día en el local original donde ha empezado su actividad en el siglo 15. Todos los días de la semana los puestos de mercado se erigen, en el único mercado diario al aire libre en Portugal.

La ciudad de Caldas da Rainha tenía en el pasado como principal atractivo el Hospital Termal de Nuestra Señora del Pópulo, erigido por la Reyna Dueña Leonor, en el año de 1485. Pero la Plaza del Rossio se ha desde luego convertido en un polo de atracción de los productores de las zonas circundantes para venta de sus productos.

Desde el final del siglo 15 hasta los días de hoy, el colorido de las frutas y de las legumbres de época en el mercado de calle más icónico de Portugal!