El Centro de Portugal como nunca antes visto!

Descubra más sobre lo que el Centro de Portugal tiene para ofrecer.

Reproducir vídeo

Mesa de Lemos

El restaurante 1 estrella Michelin Mesa de Lemos se encuentra en Quinta de Lemos, a cinco minutos del pintoresco pueblo de Santar, conocido por su producción de vino, y a veinte minutos de la ciudad de Viseu. El estimado chef Diogo Rocha, a cargo de Mesa de Lemos, muestra con cada menú una cocina basada en los mejores sabores y [...]

Saber más

Ruta del arte urbano

El arte urbano sigue llenando de color y pasión las ciudades del Centro de Portugal. De Aveiro a Covilhã, los nombres más grandes del arte urbano dejan sus huellas fenomenales por las calles de las ciudades que se cambian permanentemente.

Saber más

Ruta del Patrimonio Mundial de UNESCO

Acompáñenos en un viaje fantástico a través de los sitios Patrimonio de la Humanidad, clasificado por UNESCO, en el Centro de Portugal! Estos lugares increíbles de belleza indiscutible encierran una historia única y un encanto muy especial!

Saber más

Surfear en el Centro de Portugal!

La costa del Centro de Portugal tiene una extensión de 279 km con los mejores puntos para surfear en Europa.

Saber más

Aldeas Históricas de Portugal

Pueden ser insignificantes puntos en el mapa del mundo, pero gracias a ellas cambió el destino de un país. Con ubicaciones estratégicas junto a la frontera española, las aldeas históricas de Portugal son fruto del trabajo de varias generaciones de reyes que, preocupados por la defensa del territorio, se encargaron de poblar y fortificar la región.

Saber más

Costa Nova

Déjate conquistar por la sencillez calurosa del espíritu pescador de Costa Nova, aún tan presente en sus arenales, y descubre la playa, la población y la historia de la región. Y descubrir las playas vecinas de Vagueira o Mira. ¡Un verdadero viaje en el tiempo!

Saber más

Serra da Estrela

Cuando el paisaje es impresionante… pasa por ella lentamente. El tiempo consigue un nuevo ritmo en Serra da Estrela, a través de los sinuosos senderos y rocas que parecen posarse en el aire. La fiebre desaparece en la altitud de las montañas, y la calma nos acompaña en las aldeas y pueblos típicos de montaña, entre los árboles ya lo largo de las vías fluviales.

Saber más