Viajar en tren es una de las formas más fascinantes de descubrir las infinitas bellezas de la región del Centro de Portugal. Este viaje en tren le llevará de Entroncamento a Vila Velha de Ródão con el río Tajo como leitmotif.

El viaje en tren de Entroncamento a Vila Velha de Ródão dura 2 horas y atraviesa los paisajes naturales más impresionantes.

Entroncamento es un destino clásico para los aficionados al mundo del ferrocarril. En esta encantadora ciudad, conocida como «la ciudad de los trener», hay que visitar el Museo Nacional del Ferrocarril y ver de cerca el magnífico tren presidencial. Al salir de Entroncamento, pasaremos por el emblemático castillo de Almoroul, bellamente situado en la cima de un improbable islote en medio del río Tajo.

Almourol

Al llegar a Abrantes, el río Tajo nos abraza definitivamente y todo el viaje en tren hacia Vila Velha de Ródão se hará a lo largo del río. La presa de Belver o la encantadora playa fluvial de Alamal son dos de los puntos más destacados de este increíble viaje en tren.

Belver

La línea ferroviaria Beira Baixa es una de las conexiones ferroviarias más impresionantes de Portugal. El viaje entre Entroncamento y Vila Velha de Ródão es una experiencia memorable. Escoja siempre la ruta panorámica.