Fueron identificados 7 espacios planos, utilizados como miradores, que aunque integren una zona de fuerte erosión, señalada como un área de peligro, son ocupadas intensamente por personas y coches, sufriendo procesos de degradación asociados al pisoteo y colocando en riesgo la seguridad de las personas. El concepto de intervención tuvo el objetivo la regulación de los accesos a estos espacios, apartando las personas del área de peligro, delimitando un recorrido alternativo que conectase los miradores y que funcionase también como un limite, la re-naturalización de los espacios degradados, con la eliminación de especies invasores y la re-plantación de especies autóctonos. Así fue propuesto una pasarela en madera haciendo la conexión entre estos espacios para permitir recorres estos espacios sin destruirlos y que fuera también un limite. Fuente: Nadia Schilling