Aristides de Sousa Mendes do Amaral e Abranches nació en el día 19 de julio de 1885 en Cabanas de Viriato, cerca de Viseu. Hijo de Maria Angelina Ribeiro de Abranches y del juez José de Sousa Mendes, se formó en Derecho al lado de su hermano gemelo César en la Universidad de Coimbra, cuando tenia 22 años. En 1908 se casa con su prima Angelina con quien ha tenido 14 hijos. Empezó su carrera diplomática muy joven y en 1910 se tornó cónsul de Demerara en la Guiana británica.

Aristides de Sousa Mendes trabajó como cónsul en la Guiana Británica, en Zanzíbar, en Brasil (Curitiba y Porto Alegre), en los Estados Unidos (San Francisco y Boston), en España (Vigo), en Luxemburgo, en Bélgica y por último en Francia (Bordeaux).

Era un hombre de familia y un patriarca que nunca se ha separado de su familia, proporcionando a sus hijos educación universitaria y clases de pintura, diseño y música. Uno de sus hijo ha dicho: “Teníamos una auténtica orquestra de cámara en nuestra casa y invitábamos personas con regularidad para asistir a nuestros conciertos. Tocábamos Chopin, Mozart, Bach, Beethoven, entre otros.”

A 24 de junio de 1940, Aristides de Sousa Mendes recibe un telegrama de Salazar, ordenándole que venga a Lisboa explicar su acto de desobediencia. Además de ser despedido de inmediato, Aristides de Sousa Mendes no recibió cualquier pensión después de 30 años de carrera diplomática. Sus hijos fueron prohibidos de frecuentar el enseño universitario y la familia Sousa Mendes perdería su residencia, la Casa do Passal, muy pronto. La Comunidad Judaica de Lisboa ha proporcionado abrigo y alimentación para la familia, ayudando también algunos de los hijos a cambiarse para los Estados Unidos y Canadá. Muere en el día 3 de abril de 1954 en la miseria.