Santar es una maravillosa y noble villa que se ubica a 25 minutos de Viseu, en el corazón de la Región Demarcada del Vino Dão.

Sorprende por su patrimonio cultural y por la belleza de su paisaje marcada por los viñedos, con la Sierra do Caramulo, a norte, y la Sierra da Estrela a definir la línea del horizonte a sur.

Con un corazón de granito y edificios nobles, Santar encierra una profusión de tanques, fuentes y muros. Es por detrás de esos muros que se encuentran jardines en terrazes. Santar Vila Jardin es un proyecto que nació en 2013 para quebrar muros, construir puentes, unir voluntades y jardines.

Y son continuas las terrazas de los jardines de la Casa dos Condes de Santar e Magalhães, de la Casa da Magnólia, de la Misericordia, el Jardín de los Linhares y aún los Jardines de las Casas Ibérico Nogueira, Miradouro, Paço dos Cunhas y Casa das Fidalgas. Hay también los jardines de las viñas que marcan fuertemente la identidad de Santar.

El proyecto Santar Vila Jardín permitió valorizar la singularidad de la Vila de Santar, dejándonos descubrir sus secretos, sus vistas y sus encantos. Ha reforzado la identidad del paisaje y permite visitar Santar y su historia a través de sus jardines. Fernando Caruncho fue el arquitecto paisajista que ha despertado la naturaleza durmiente de esos lugares, cumpliendo los objetivos de la Casa de los Condes de Santar e Magalhães: tornar Santar irresistible, contribuyendo en simultáneo para el desarrollo social, cultural y económico de la región.