Anualmente en Agosto, se celebran grandiosos festejos junto al monasterio que conmemoram esta victoria.

Obra maestra del gótico portugués, el Monasterio de Batalha es un magnífico ejemplar arquitectónico en el que se mezclan varias influencias existentes en el extenso período de su construcción, que se prolongó por varios reinados.

En el interior destacan la Capilla de los Fundadores con magníficoas vidrieras, los claustros, las Capillas Imperfectas o inacabadas, profusamente decoradas con elementos de estilo manuelino y gótico flamígero, y la Sala del Cabildo.

Alrededor del Monasterio, se conservan algunas casas setecentistas, una de ellas convertida en Parador Nacional, y merece especial mención la Iglesia Madre, con un bellísimo atrio Manuelino.